El mundo que nos rodea está cambiando a una velocidad impresionante y sin precedentes.
Sin temor a equivocarme, que más que en un cambio de ERA, estamos siendo testigos y partícipes de una ERA de cambios.