Por José Antonio Kast Rist

membrete-jose-antonio-kast

Estimados amigos: En la última elección municipal, 7 de cada 10 chilenos no votaron a pesar de que todo el “espectro” político se movilizó. ¿Cambiará esto en la próxima elección presidencial? Personalmente creo que no, si se sigue con la misma actitud, haciendo siempre lo mismo. Hacer más de lo mismo es seguir mirándose al espejo, es seguir hablando solamente de las primarias mientras millones de chilenos sufren las consecuencias de un mal llamado “Paro Nacional”.

Desde el viernes, ningún líder político ha hablado del daño que este produce a las personas que dejaron de ser atendidas en el sector salud, de aquellos que no tienen donde dejar a sus hijos porque su Jardín Infantil no atiende, de aquellos que no pueden hacer un tramite urgente en el Registro Civil o en un Municipio y cuantos problemas más.

Se ha olvidado que ocupamos un cargo para servir a las personas no para velar por nuestros propios intereses. Si creemos que la solución para el Chile del futuro pasa por una primaria, hace falta salir a la calle y preguntarle a los ciudadanos comunes y corrientes qué opinan.

Estas primarias son un traje a la medida para uno de los candidatos que cuenta con el “apoyo irrestricto” de gran parte de los partidos que componen el Chile Vamos. La pregunta es, ¿están los dirigentes preocupados realmente por Chile o más bien velan por mantener sus cargos en el parlamento o ser nuevamente empleados del Gobierno?

Hoy se me acusa de que divido a la derecha. Si uno analiza los números electorales de las elecciones anteriores con voto obligatorio y con voto voluntario, no se da en caso alguno el escenario de que la derecha pierda en primera vuelta.

Lo que si puede ocurrir que el nivel de abstención termine afectado la legitimidad de nuestros gobiernos. La derecha solo podría perder si aumenta la abstención, la izquierda radical se discipline y a nosotros nos gane la comodidad. Pero está claro que ahora hasta la izquierda duda de su capacidad de “movilizar” a sus partidarios. No dar alternativas para que las personas puedan juzgar razonablemente lo que conviene elegir es injusto e inmoral.

Si se ha de ganar una elección, es porque se tienen los mejores argumentos y la credibilidad para sustentarlos y no porque se corre solo. Se me acusa de ser personalista. Para quienes me conocen y han trabajado conmigo, incluyendo periodistas y gente del mundo de las comunicaciones, saben cuánto me he dedicado a generar espacio para nuevos liderazgos.

Saben que teniendo la oportunidad de figurar en todos los temas, derivaba la atención hacia otros, porque encuentro muy pernicioso para el país acaparar el protagonismo de las ideas y de un proyecto. Porque uno ni siquiera sabe si estará mañana, y las ideas e ideales tienen que trascender. La prueba más certera de lo anterior es el bajo nivel de conocimiento que marcaba en Mayo de este año.

Me acusan de ambicioso. Aquí tengo que reconocer que tienen razón. Mi ambición más grande es que en Chile se recupere la confianza en las autoridades, que impere el estado de derecho, que se aplique la igualdad ante la ley, que los chilenos tengan verdaderas oportunidades de emprender y prosperar, que los servicios públicos cumplan con su deber de “servir”, que funcionen y lo hagan eficientemente, que las familias sean apoyadas para que puedan tener “tiempo” para encontrarse, que los hijos puedan llegar a existir sin que sean considerados “una condena”, que puedan ser educados por sus padres y que el Estado colabore, facilite y promueva esta tarea primordial….

Sí, soy demasiado ambicioso en cuanto al proyecto país que todos soñamos pero que nadie está dispuesto a encabezar. Si la ambición tuviera que ver con mi ego, estaría sentado en el mismo lugar en donde muchos me pidieron que permaneciera, para no “arriesgar mi capital político”. Si tengo algún capital político y no lo arriesgo por lo que creo, querría decir que soy en verdad ambicioso.

Prueba de que no lo soy, es que lo apuesto todo, aunque pocos me conozcan y muchos no me quieran. El Proyecto País que me gustaría encabezar se relaciona:

1) Con dar inicio a un nuevo ciclo en la política, en que se entienda ésta como la labor noble que es, como un servicio al bien común, y especialmente a los más necesitados, restaurando así la confianza de la ciudadanía en sus autoridades. Para eso resulta imprescindible que quienes ejercen la autoridad digan la verdad y sean coherentes en su actuar, especialmente cuando se ha empeñado la palabra.

2) Que se respete el Estado de Derecho establecido en la Constitución y las leyes, para todos los chilenos sin distinción. Qué se acaben las persecuciones arbitrarias, ilegitimas e injustas y la manga ancha para los “profesionales” del delito, de los abusos y de la anarquía. No puede seguir primando la ideología por sobre la razón y el sentido común, porque de esta forma, nadie en Chile estará seguro.

3) El respeto a la vida desde su concepción hasta la muerte natural, así como el valor de la familia y del matrimonio entre un hombre y una mujer sin eufemismos como los que se presentan hoy.

4) Una economía social de mercado basada en la libertad de emprendimiento, en el reconocimiento al mérito y esfuerzo personal donde los emprendedores tengan los mismos derechos y facilidades que los grandes conglomerados económicos. La economía en Chile tiene que volver a poner a la persona en el centro de su análisis.

5) El Estado debe cuidar los recursos públicos. Precisamente porque no son propios, la responsabilidad del cuidado es mucho más grave, por lo que es necesario focalizar el gasto en las necesidades más urgentes y recuperar la conciencia de austeridad. También es necesario que los funcionarios no sean los “mejores amigos de” o los “operadores políticos” del gobierno de turno, sino personas competentes, que tengan espíritu de servicio y que sean eficientes y eficaces a la hora de servir.

6) Un Estado preocupado por las Urgencias Sociales y no las Urgencias Políticas. Nuevamente, la persona en el centro de atención.

7) Una sociedad Colaborativa donde el “Jefe de Estado” es y sigue siendo un ciudadano que vive, piensa y actúa como un chileno más y donde todos nos ayudamos a construir una cultura de superación recíproca, de ayuda mutua, de motivación y acción por bienes trascendentes que queremos dejar como legado a las generaciones futuras.

Hoy Chile pasa por un momento político de mucha incertidumbre, donde el nivel de abstención no permite predecir ningún resultado. Tener más de un candidato haciendo el trabajo de promover las ideas, abre el abanico de posibilidades para la participación ciudadana y para volver a encender la responsabilidad cívica que tan pobremente se ha asumido, fruto del desencanto. Para obtener resultados distintos no debemos seguir empantanados, debemos ponernos de pie y asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos.

Reunir las 35.000 firmas será un hito político y nos constituirá en una gran fuerza social jugada por un proyecto político que realmente devuelva la dignidad al ejercicio de la política, donde se derrote a la ideología y al utilitarismo con el servicio abnegado a las personas.

Sé que el desafío que planteo es difícil y que tal vez sea incomprendido por algunos. Sin embargo, sé que muchos de los que esta leyendo esta carta comparten todos estos argumentos aunque sea en su fuero interno. Quiero decirte a ti, que acabas de leer lo anterior, que se necesita de tu valentía y coraje para jugarse por los ideales que compartimos y es necesario que te atrevas a levantar la voz donde se calla por temor a incomodar o caer en desgracia.

Estoy feliz de recibir el apoyo de todos ustedes, si libremente me lo quieren dar. Juntar 35.000 requiere cohesión y convicción fundada en valores e ideales compartidos. Si alguno considera que este no es el camino, espero que siempre nos una el ferviente deseo de servir a Chile desde La Luz que guía nuestras conciencias.

Con gratitud, les mando un fuerte abrazo.

JOSÉ ANTONIO KAST RIST

rjtwwqhh_opt

La participación ciudadana en la toma de decisiones contribuye a alcanzar acuerdos que tengan una aceptación y legitimidad más amplias, además de permitir que las políticas adoptadas sean más efectivas y cercanas a las necesidades de las comunidades.

Por ello, te invitamos para firmar, por #KastPresidente.

En nuestra web encontrarás la Notaría más cercana a tu hogar. ¡Influyamos, hoy! No lo dejes para el último minuto.

Un servicio diferente

Cuando necesitas TIEMPO LIBRE, nosotros los hacemos paso a paso. Cuidamos el agua de todos, cuidamos tu automóvil y juntos cuidamos nuestro planeta. Ecosoftcar está a tu disposición.

Omnilife

 

Alex Bastías, Distribuidor Mercantil Independiente Omnilife, te invita a conocer sus difrentes productos de salud, que te ayudarán a una mejor nutrición, calidad de vida ; mejor capacidad física y mental. WhatsApp +56996820539



						

Publicidad Digital

Anuncia tu emprendimiento, actividades profesionales, técnicas y comerciales, llegando a millones de personas en el mes, a través de contenidos de calidad y amplia visibilidad en Chile y el mundo. PuntoTecnológico

Mi Blog al Instante

Una excelente y profesional herramienta que te permite construir tus propias páginas web y mucho más usando la plataforma WordPress, con un servicio de post venta eficiente y de la mejor calidad.  Visita nuestra web y entérate de lo que puedes hacer, incluso sin ser un experto en programación.  Mi Blog al Instante

Publicidad Digital

Una alternativa eficiente, profesional, colaborativa para tu publicidad digital en redes sociales y medios electrónicos.

PuntoTecnológico

Sígueme en las Redes Sociales

Pin It on Pinterest

Share This

Share This

Share this post with your friends!